Reclamación daños accidente tráfico en Madrid. ¿Qué hay que hacer para calcularlos y reclamarlos con garantías de éxito?

Reclamación daños accidente tráfico en Madrid

Reclamación daños accidente tráfico en Madrid-Francisco FrenandezLa víctima de un accidente puede sufrir dos consecuencias negativas por tal hecho: por un lado unos efectos en su esfera personal que se concretaran en daños físicos y morales, y por el otro, daños materiales. Ambos tipos de perjuicios habrán de ser acreditados ante los tribunales por el afectado, pudiendo acudir a diferentes vías jurisdiccionales más o menos rápidas. Para ilustrar todo esto, expondré en las siguientes líneas un ejemplo de reclamación de daños por accidente de tráfico en Madrid que he tenido la oportunidad de llevar profesionalmente.

¿Con qué elementos hay que acudir a un juicio sobre esta materia?

Los elementos probatorios variarán dependiendo de qué tipo de reclamación por daños en accidente de tráfico se haga. En el caso de los daños físicos serán fundamentales los informes médicos que puedan ser aportados, tanto los de la primera asistencia médica, como aquellos de seguimiento y los que den finalmente el alta. Los facultativos valorarán las lesiones y sus secuelas, si las hubiera, de acuerdo al baremo vigente en la ley de responsabilidad civil y seguro de vehículos a motor. De esta forma se facilitará la labor de su abogado y del juez, ya que simplemente habrán de aplicar una simple operación aritmética, como más adelante veremos.

Así, por la importancia de los informes médicos, el accidentado habrá de acudir cuanto antes a un médico para una primera exploración y parte de lesiones. En el caso de que se trate de un accidente especialmente grave, con hospitalización, la asistencia médica y el informe no habrán de pedirse, evidentemente.

En lo que respecta a la reclamación de daños materiales del accidente de tráfico, para demostrarlos sólo tendrán que guardarse y ser traídos al juicio los justificantes de que han sido realizados gastos de reparaciones. Por consiguiente, el cliente tendrá que ser cuidadoso en conservar aquellos gastos que haya realizado. Incluso, en el caso de que no se hubiesen realizado los mismos, por ser imposible la reparación o por cualquier otro motivo, se incluirá informe de tasación para cuantificar, por ejemplo, el valor venal del automóvil.

Reclamación daños accidente tráfico en Madrid

Por último, el accidentado o una persona de su entorno no deben olvidar poner denuncia en caso de sufrir lesiones por accidente de tráfico. Es muy habitual que estemos ante una mera falta al haberse producido con imprudencia leve. En este caso sólo será juzgada si media denuncia de parte. También la denuncia tiene efectos de interrumpir los plazos de prescripción, tanto en vía civil como en la penal, siendo más breves en la última de las vías.

El tratamiento de la reclamación de daños por accidente en la legislación española.

Los abogados especializados en esta materia tenemos que dominar dos vertientes distintas, por un lado la propiamente penal, y también la civil. En la primera materia, los accidentes que se produzcan por medio de la utilización de vehículos a motor podrán ser juzgados como falta,  si sólo media una imprudencia leve por parte del autor, o como un delito, en los casos en los que haya un elemento de bebidas alcohólicas, drogas o manifiesto desprecio hacia la vida en la conducción. En estos últimos casos, la justicia actuará de oficio y en defensa de quien ha sufrido el perjuicio, no sólo en cuanto a la petición de una pena de prisión para el infractor, sino en la solicitud de indemnización para quien reclama lesiones por el accidente de tráfico.

Aparte de la mayor gravedad de los hechos en uno u otro caso, también hay una diferencia en el procedimiento judicial a seguir: en el caso de cometerse mediante imprudencia leve, se citará a las partes a un juicio al que se acude directamente, cada uno con sus pruebas. En el caso de lo más grave se realiza una fase previa de investigación y de recopilación de pruebas. Una vez realizada ésta, las partes hacen escrito de acusación y defensa para luego celebrar el juicio.

Por otro lado, también pueden reclamarse los daños y perjuicios en vía civil por medio de demanda en el plazo de un año desde que ocurrió el accidente. Es una posibilidad, pero no la más rápida, habida cuenta que dentro de un procedimiento penal pueden verse al mismo tiempo tanto las responsabilidades criminales como las de la indemnización civil.

En todos estos supuestos, incluso en el caso de delitos graves en los que intervendría la fiscalía, es muy conveniente tener un abogado particular, no sólo porque sea obligatorio, sino porque estará más centrado en el interés del perjudicado que la fiscalía, que no trata el caso del accidentado de una forma unitaria e individualizada.

Un caso de reclamación de daños por accidente de tráfico en Madrid

Para ilustrar esta mecánica pondré un ejemplo muy sencillo que he llevado este año de 2014. Se trata del caso de María A. S., de 40 años, que fue embestida por un coche que no respetó una señal de STOP en una carretera secundaria. A consecuencia de estos hechos el automóvil que conducía sufrió un siniestro total, mientras que ella sufrió unas lesiones consistentes en una cervicalcia aguda, así como una cadera rota y diversos cortes en cara y brazos.

Tales lesiones necesitaron de 90 días para su sanación, siendo 15 de estancia hospitalaria, 30 impeditivos y el resto, otros 45, no impeditivos de rehabilitación parcial. También quedó mi cliente, a consecuencia de la rotura de cadera, con unas secuelas que fueron valoradas por el informe médico en cinco puntos.

Un caso de reclamación de daños por accidente de tráfico en Madrid

Por consiguiente aplicando el baremo actualizado a 2014 de la ley de responsabilidad civil y seguros de vehículos a motor, cada día de estancia hospitalaria equivale a 71,84€ y los impeditivos y no impeditivos a 58,41€ y 31,43€ respectivamente. Por otro lado, sus secuelas fueron valoradas en 5 puntos, a razón de 864,98€ por punto. En último lugar, debido a que María trabajaba en ese momento  con un sueldo de 20.000 € brutos al año se  le aplicó a la indemnización un porcentaje del 10% como lucro cesante. En total, en cuanto a los daños por lesiones, se le reconoció por el juzgado una indemnización de 9.412,53€.

Y en cuanto a los daños materiales, siendo el vehículo resultado de un siniestro total, el seguro dio el valor venal del vehículo en el 2014, teniendo en cuenta que el año de matriculación fue el 2005. En este caso, es decir, el valor de mercado que tendría el auto en el caso de que su dueña quisiera venderlo en el momento del accidente, fue calculado pericialmente en 2.121€.

Francisco Fernandez

Francisco Fernandez

Una vez obtenida su licenciatura en Derecho, decidió doctorarse en la rama que regula el Derecho de Daños y Responsabilidad Civil Subsidiaria. Después de ejercer durante dos años como Ayudante titulado en Ciencias Sociales y Jurídicas, inició su andadura en la abogacía con gran compromiso personal, despuntando muy pronto como un profesional lúcido y comprometido, destacando principalmente en casos relacionados con los accidentes de circulación y delitos contra la seguridad vial.
Francisco Fernandez

(Cuento con clientes de toda la provincia: Alcalá de Henares, Leganés, Alcobendas, etc.)

Publicado el Categorías Indemnizaciones

Acerca de Francisco Fernandez

Una vez obtenida su licenciatura en Derecho, decidió doctorarse en la rama que regula el Derecho de Daños y Responsabilidad Civil Subsidiaria. Después de ejercer durante dos años como Ayudante titulado en Ciencias Sociales y Jurídicas, inició su andadura en la abogacía con gran compromiso personal, despuntando muy pronto como un profesional lúcido y comprometido, destacando principalmente en casos relacionados con los accidentes de circulación y delitos contra la seguridad vial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *